Sonia Rincón: noviembre 2009

Páginas

viernes, 20 de noviembre de 2009

El Rey y la Mendiga


Cuentan que había una vez un rey muy apuesto que estaba buscando esposa.

Por su palacio pasaron todas las mujeres más hermosas del reino y de otros más lejanos; muchas le ofrecían además de su belleza y encantos muchas riquezas, pero ninguna lo satisfacía tanto como para convertirse en su reina.

Cierto día llegó una mendiga al palacio de este rey y con mucha lucha consiguió una audiencia.

"No tengo nada material que ofrecerte, sólo puedo darte el gran amor que siento por ti" le dijo al rey,-"puedo hacer algo para demostrarte ese amor".

Esto despertó la curiosidad del rey, quien le pidió que le dijera qué sería eso que poda hacer.

-"Pasaré 100 días en tu balcón, sin comer ni beber nada, expuesta a la lluvia, al sereno, al sol y al frío de la noche. Si puedo soportar estos 100 días, entonces me convertirás en tu esposa"-.

El rey, sorprendido más que conmovido, aceptó el reto. Le dijo:
-"Acepto. Si una mujer puede hacer todo esto por mí, es digna de ser mi esposa"-

Dicho esto, la mujer empezó su sacrificio.

Comenzaron a pasar los días y la mujer valientemente soportaba las peores tempestades....muchas veces sentía que desfallecía del hambre y el frío, pero la alentaba imaginarse finalmente al lado de su gran amor. De vez en cuando, el rey asomaba la cara desde la comodidad de su habitación para verla y le hacía señas de aliento con el pulgar. Así fue pasando el tiempo... 20 días... 50 días... La gente del reino estaba feliz, pues pensaban - ¡¡¡Por fin tendremos una reina!!! ... 90 días....y el rey continuaba asomando su cabeza de vez en cuando para ver los progresos de la mujer. -"Esta mujer es increíble" pensaba para sí mismo y volvía a darle aliento con señas.

Al fin llegó el día 99 y todo el pueblo empezó a reunirse en las afueras del palacio para ver el momento en que aquella mendiga se convertiría en esposa del rey. Fueron contando las horas... ¡¡¡A las 12 de la noche de ese día tendrían reina!!! ... La pobre mujer estaba muy desmejorada, habia enflaquecido mucho y contraído enfermedades.

Entonces sucedió. A las 11:00 de la noche de aquel día 99, faltando apenas una hora para que llegara el día 100, la valiente mujer se rindió y decidió retirarse de aquel palacio. Dio una triste mirada al sorprendido rey y sin decir ni media palabra, se marchó.

¡¡¡La gente estaba conmocionada!!!. Nadie podía entender por qué aquella valiente mujer se había rendido faltando ¡¡¡tan sólo 1 hora para ver sus sueños convertidos en realidad!!!. ¡¡¡Había soportado tanto!!!

Al llegar a su casa, su padre se había enterado ya de lo ocurrido. Le preguntó:

-"¿Por qué te rendiste a tan sólo instantes de ser la reina?", y ante su asombro, ella respondió:

-"Estuve 99 días y 23 horas en su balcón, soportando todo tipo de calamidades y no fue capaz de liberarme de ese sacrificio. Me veía padecer y sólo me alentaba a continuar, sin mostrar siquiera un poco de piedad ante mi sufrimiento. Esperé todo este tiempo un atisbo de bondad y consideración que nunca llegaron. Entonces entendí: una persona tan egoísta, desconsiderada y ciega, que sólo piensa en sí misma, no merece mi amor."

MORALEJA: Cuando ames a alguien y sientas que para mantener a esa persona a tu lado tienes que sufrir, sacrificar tu esencia y hasta rogar... aunque te duela, retírate. Y no tanto porque las cosas se tornen difiíciles, sino porque quien no te haga setir valorada/o, quien no sea capaz de dar lo mismo que tú, quien no puede establecer el mismo compromiso, la misma entrega... simplemente no te merece.
Leer más

lunes, 9 de noviembre de 2009

Albóndigas con patatas

Tiempo estimado: 1 hora

Ingredientes:

• 600 grs. de carne picada (mezcla)
• 1 kg. de patatas
• 50 grs. de miga de pan
• 1/2 vaso de leche
• 1 huevo
• 1 diente de ajo
• 1 cucharadita de perejil picado
• 1 cebolla
• 1 copa de jerez
• Harina, azafrán (o condimento amarillo), aceite y sal.

Elaboración:

Poner la miga de pan a remojar en la leche y luego escurrirla bien. En un bol, mezclar la carne con el ajo y el perejil picados, el huevo y la miga de pan. Sazonar y trabajar la mezcla hasta conseguir una pasta suave. Formar las albóndigas, pasarlas por harina y freírlas en abundante aceite caliente. Ponerlas en una cazuela.
En la sartén donde se frieron las albóndigas, dejar 3-4 cucharadas del aceite utilizado y rehogar en él la cebolla pelada y picada. Añadir una cucharadita de harina, dejar que dore un poco y añadir el jerez, medio litro de agua, el azafrán y la sal.

Dejar cocer a fuego lento unos 15 minutos y verter esta salsa sobre las albóndigas. Añadir las patatas, peladas y cortadas del mismo tamaño que las albóndigas, y dejar cocer todo junto hasta que las patatas estén tiernas.
Leer más

Bocadillos


• Hay salsas preparadas para aderezar los bocadillos. El exceso de salsa anula el sabor del contenido del bocadillo.

• El bocadillo es una buena solución cuando no hay tiempo o para comer fuera de casa. Pero el pan engorda mucho. No abusar.

• Tras preparar el bocadillo, gratinarlo unos minutos para tostarlo un poco. Partirlo a la mitad y servirlo inmediatamente. Queda crujiente y delicioso.

• Al emplear pan de barra, untar en la miga un tomate partido a la mitad, salarlo y echarle un poco de aceite. Queda más jugoso y el sabor del queso/embutido se realza.

• Al emplear pan de molde, untar las rebanadas con un poco de mantequilla o mahonesa. Queda más sabroso.

• Al hacer bocadillos para comer fuera de casa, envolverlos en plástico transparente de cocina. Estarán como recién hechos al comerlos. También, envueltos así, pueden conservarse en la nevera hasta el día siguiente.

• En una fiesta infantil lo ideal es el pan de molde, bollos de pastelería o brioches, porque los niños comen mejor el pan blando que el duro.

• Los bocadillos de carne quedan más sabrosos untando el pan con mantequilla. También pueden aderezarse con una loncha de queso fundido o con un poco de cebolla previamente rehogada en un poco de mantequilla.

• Las baguettes son ideales para comer rellenas de queso o paté.

• El pan de molde permite hacer pisos, con sabores consistentes en cada uno de ellos.

• El pan de pita de rellena de carne y ensalada.
Leer más

Batidos


• El secreot de un buen batido radica en que quede un poquito espumoso. Esto se logra manteniendo el combinado en la batidora un par de minutos más.

• Distribuir los batidos llenando los vasos hasta la mitad y luego rellenándolos, repartiendo la espuma entre los vasos.

• Pueden acompañarse con un poco de nata montada por encima y de adorno un barquillo o una galleta. Puede espolvorearse con cacao en polvo.

• Los batidos son una merienda que encanta a los niños y les alimenta.

• Si un batido de frutas queda muy ácido, aumentar la proporción de azúcar. Si, por el contrario, queda excesivamente dulce, agregar un poco de zumo de limón.

• Servir los batidos en unos vasos de cristal previamente mojados y puestos en el congelador una media hora (para que el agua se ocngele). Resulta un recipiente muy atractivo y conserva el batido fresco por más tiempo.

• Los batidos de plátano pueden quedar demasiado espesos y dulces, como una papilla. Pueden aligerarse añadiéndoles agua con un poco de leche y reduciendo la proporción de azúcar. Resultarán más sabrosos y serán menos indigestos.
Leer más

Albóndigas



• No hacer las albóndigas ni muy grandes (se corre el riesgo de que se queden crudas por dentro) ni muy pequeñas (se freirán demasiado y quedarían resecas). Tamaño ideal: entre una pelota de futbolín y una de ping-pong.

• Si se preparan las albóndigas en una cazuela de barro, pueden servirse directamente en ella, con una presentación bonita y práctica, ya que el barro aguanta más tiempo el calor.

• Si se acompañan las albóndigas con una salsa, pueden prepararse con bastante antelación y terminar de cocinarlas poco antes de servirlas en la mesa.

• El arroz hervido o una ensalada del tiempo son buenas guarniciones para las albóndigas.
Leer más

Albóndigas al curry

Tiempo estimado: 45 minutos


Ingredientes:

• 1 kg de carne picada  (1/2 de cerdo y 1/2 de ternera)
• 1 cebolla
• 1 manzana
• 1/2 litro de caldo de carne
• 2 huevos
• 1 vaso de nata líquida
• 1 cucharadita de curry
• Mantequilla, harina, sal, pimienta, aceite
• Vino blanco (opcional)

Elaboración:

En una sartén con mantequilla, dorar la cebolla y la manzana, peladas y picadas. Espolvorear con el curry y mezclarlo bien. Verter el caldo de carne y el vino blanco, salpimentar y dejar cocer a fuego muy lento 30 minutos.

En un bol, mezclar la carne con los huevos, añadir una cucharadita de harina, la mitad de la nata y salpimentar. Preparar las albóndigas, pasarlas por harina y freírlas en aceite.

Retirar del fuego la salsa, añadir el resto de la nata líquida. Remover bien y verter sobre las albóndigas.

Puede servirse acompañado de arroz hervido.
Leer más