Sonia Rincón: octubre 2017

Páginas

jueves, 12 de octubre de 2017

Recomendación: Little Thai

Hay días que no apetece cocinar o que queremos darnos un capricho sin salir de casa y es en esos momentos donde Just Eat aparece en nuestras conversaciones en casa. Tenemos una serie de restaurantes preferidos y hoy quiero hablaros de uno que a mi marido y a mí nos encanta pero no a los niños, posiblemente por lo picante... Así que, cuando pedimos esto, a ellos les pedimos algo de otro restaurante. Aquí os dejo una pequeña opinión del restaurante Little Thai.

El martes pasado elegimos unos entrantes que no habíamos pedido hasta ahora: secretos de curry con salsa y torta thai, ambas con salsa tom yum, una salsa de marisco picante. Los secretos de curry son unos triángulos crujientes rellenos de verdura y la torta, una masa de pan que nos supo a poco. El sabor del marisco se apreciaba ligeramente y el toque picante eliminaba quizá otros sabores en los secretos de curry. La torta la vi más como acompañante para otro plato más que como un entrante en sí.

 Somos adictos a Pad Thai, una especialidad tailandesa que consiste en fideos de arroz con pollo, ternera, gambas, cacahuete picado y salsa de pimiento rojo dulce. El sabor es suave, con un toque dulce. Para cenar, un bol de este plato puede ser más que suficiente. Para probar una nueva especialidad, elegimos la terneta thai: ternera trinchada con una base de cebolla, salsa de ajo y pimienta negra y un toque de cilantro, acompañado de una ración de arroz blanco especiado con comino que, mezclándolo con la salsa de la ternera, quedó delicioso.

Llega la hora del postre. Little Thai tiene una pequeña carta con algunas tartas y otros dulces. Aprovechando la oferta de los menús elegidos, tuvimos una porción de carrot cake y otra de tarta de chocolate. La tarta de zanahoria consistía en un bizcocho con crema de vainilla, nueces troceadas, canela y zanahoria rayada y la de chocolate era un bizcocho de chocolate con leche, crocanti de almendra y un toque de dulce de leche.


Todo esto nos salió por 30,20€, siendo un euro dedicado a la entrega a domicilio. Nuestros favoritos fueron la ternera y, por supuesto, el Pad Thai, de cuyo sabor no nos cansamos. El reparto es rápido y eficiente, la comida llega a la temperatura idónea para empezar a comer y dentro de la bolsa incluyen palillos chinos y varias servilletas junto con folletos publicitarios del restaurante. Los platos pueden comerse directamente del envase en el que que vienen y los postres vienen en fiambreras de plástico desechables. Para un menú completo, el restaurante ofrece varias opciones y, para una cena ligera donde no te quedas con hambre, mi recomendación es el Pad Thai por 6.90€.

Nos quedan muchísimos platos por probar pero no tardaremos mucho en hacerlo y en ofrecer aquí nuestra humilde opinión.

¿Conocíais este restaurante?


Leer más